Tomás Luis Rojas López deja el cargo de capataz de la Virgen de los Dolores

Tomás Luis Rojas López pone su cargo a disposición de la junta de gobierno y deja de ser el capataz de la Virgen de los Dolores. Tras diez años al frente del palio de la hermandad del Viernes Santo Tomás deja el llamador y cogerá el costal para seguir vinculado a la virgen de los Dolores pero ahora como costalero.

Os dejamos la carta de despedida

Después de más de una década teniendo el honor de ser el Capataz de la Virgen de los Dolores y de con ello haber hecho realidad un sueño tenido desde niño, ha llegado el momento de volver a la cuna que me preparó para dicho puesto; ha llegado el momento de dejar el llamador y coger de nuevo mi costal.

Por medio de la presente, quiero dejar constancia de esta decisión, sin dejar pasar la ocasión para agradecer, en primer lugar, a tantos costaleros que en su día me votaron para ponerme en este cargo y a tantos otros que han ido llegando, confiando en mí y convirtiéndose en hermanos de esta gran cuadrilla. Me han dado una alegría tras otra cada año y proporcionado momentos indescriptibles e inolvidables. En segundo lugar, a todas las juntas de gobierno y a los Hermanos Mayores que, mientras he sido capataz, me han apoyado y ayudado en mi tarea. Sería imposible nombrar a todas las personas a las que les debo agradecimiento, espero haber sabido transmitírselo en algún momento.

Sin otro particular, pongo mi cargo a disposición de la Hermandad de Costaleros de la Virgen de los Dolores, con mi mejor deseo para quien a partir de ahora ostente este cargo y, para la que ha sido, es y será mi Hermandad.

Esta última “levantá”, va por vosotros, Hermanos Costaleros, los que sois, los que fuisteis y lo seréis siempre: “Alfonso, a ésta es, al cielo con ella”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.