El cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil objetivos de la nueva campaña de la DGT

fuente: http://blog.confortbus.com

No llevar puesto el cinturón de seguridad en el vehículo es la segunda mayor causa de muerte en carretera, después del exceso de velocidad, pero por delante del alcohol al volante, según la Comisión Europea. En las carreteras de la provincia, el año pasado, fallecieron 7 personas que no hacían uso del cinturón de seguridad.

 

Por este motivo, durante una semana (del 12 al 18 de marzo) los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, junto con las  distintas policías autonómicas y locales que se suman a la campaña, van a intensificar los controles tanto en el entorno interurbano, como en las vías urbanas para comprobar que todos los ocupantes de los vehículos hacen un uso correcto de dicho dispositivo.

 

Además de los controles que realizarán a pie de carretera los agentes de la ATGC, de las cámaras instaladas en la carretera y desde el aire con los helicópteros de la DGT, se intensificarán los mensajes del uso de dicho dispositivo de seguridad en los paneles de mensaje variable ubicados en carretera, en las diferentes emisoras de radio y en las redes sociales con el fin de recordar la importancia de utilizar este dispositivo de retención, que según la Organización Mundial de la Salud es uno de los inventos que más vidas ha salvado.

 

MENSAJES PARA RECORDAR

 

Gestos tan sencillos como abrocharse el cinturón de seguridad…

 

  • Reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

 

  • El airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad, ya que ambos están pensados para funcionar de forma complementaria.

 

  • Llevar el cinturón abrochado en las plazas traseras es tan importante como hacerlo en las delanteras.

 

  • A 80 km/h un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar aparejado resultado de muerte o lesiones graves

 

Pero si importante es llevarlo puesto, también lo es hacerlo de forma correcta para que cumpla el objetivo para el que se creó:

 

  • Correctamente abrochado, ceñido al cuerpo. La parte superior del mismo debe pasar por la clavícula, entre el cuello y el hombro, nunca por el cuello ya que podría causar lesiones graves en caso de impacto.

 

  • El asiento regulado, de modo que éste quede en ángulo recto.

 

  • Comprobar, una vez abrochado, que funciona. Si se ha tenido un siniestro importante debe cambiarse.

 

EL TRASLADO DE LOS MENORES, RESPONSABILIDAD DEL ADULTO

 

Los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos,  excepto:

 

  1. Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros
  2. Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características
  3. Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

 

Solamente en estos casos, los menores podrán ocupar el asiento delantero del vehículo, pero siempre utilizando el sistema de retención homologado a su talla y peso.

 

Según el Reglamento de Circulación, los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante, instrucciones en las que se indicará de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.