Jorge Jiménez ensalza la concordia y el diálogo como las mejores herramientas para trabajar por los rambleños

El alcalde de La Rambla, Jorge Jiménez, comenzó su discurso de investidura con una idea clara: este mandato se inicia con un aire nuevo pero con inmensas intenciones de dialogar, consensuar y lograr acuerdos por el bien de los rambleños. “Desde el respeto a las ideas contrarias, sabremos lograr el entendimiento que muchos esperan de nosotros por el bien de nuestro pueblo y por el futuro de todos”, dijo el nuevo alcalde.

Recordó  la primera vez que tomó posesión como concejal de este Ayuntamiento en 1991, también un 15 de junio, y las palabras que le dijo su padre en ese momento: “ponte a trabar para mejorar los resultados”, pues su grupo político solo había obtenido un acta de concejal. Agradeció todo lo aprendido del entonces alcalde Juan Jiménez Campos y se comprometió a no defraudarlo.

Así mismo, recordó a anteriores servidores públicos de La Rambla que ya no están entre nosotros como Paco Múrez, Manolo Quero “El Caneco”  y Esteban Seco de Herrera, para los que pidió un aplauso en su recuerdo.

Agradeció a su familia, a sus compañeros del PP de La Rambla, a los más de 1.800 rambleños que le dieron su confianza el pasado 26 de mayo, especialmente a quien lo hizo desde sensibilidades políticas diferentes, y asumió que “esto nos coloca ante el enorme reto de no defraudar a nadie, pero al mismo tiempo en un impulso estimulante para hacer las cosas lo mejor posible, siempre pensando en el conjunto de todos los rambleños”.

Dio las gracias a los rambleños, a entidades, colectivos, asociaciones y clubes presentes en el Salón de Plenos, a quienes espetó “La Rambla es un proyecto de todos, y vosotros sois parte activa del futuro de este pueblo”.

Recordó que lleva casi toda su vida dedicando su tiempo libre a trabajar por los demás desde diferentes ámbitos, pero la vocación de servicio público desde la política es la que siempre más le ha llenado. Se destapó como un político de base “de los que nunca ha esperado ni ha recibido nada a cambio por dedicar mi tiempo libre y el de mi familia a servir a mi pueblo”.

Desde la oposición, siempre he intentado aportar mi granito de arena para que nuestro pueblo sea cada vez mejor, decía Jorge Jiménez. “Ahora desde la responsabilidad de la Alcaldía  tengo claro que el diálogo y la moderación son los únicos pendones que deben guiar el devenir de este Ayuntamiento en los próximos cuatro años”, dijo y siguió “vamos a contar con todos aquellos que quieran aportar, sin importar su origen, filiación, ni sus ideas; lo primero es este pueblo, y por La Rambla estamos llamados a entendernos”.

Recordó una frase de la época de Augusto: “Con la concordia crecen los proyectos pequeños, con la discordia los más grandes se destruyen”. Nosotros queremos fomentar la concordia, el diálogo y el consenso porque son las mejores herramientas para mejorar nuestro pueblo, decía el Alcalde.

En ese punto, tendió la mano el resto de formaciones políticas que forman la Corporación Municipal a formar parte del gobierno local. “Aquí no sobra nadie, muy al contrario son necesarias las visiones de todos, las opiniones de todos y las propuestas de todos”, dijo.

Esbozó como ejes fundamentales para el futuro de La Rambla agilizar la gestión administrativa del Ayuntamiento, apoyar al sector agrícola, al tejido empresarial, autónomos y comerciantes; potenciar el turismo y el empleo de calidad, sin olvidar  a los más débiles, los mayores, las familias, los niños, los jóvenes, la mujer y la igualdad real entre todos los rambleños.

“Desde hoy mismo nos ponemos a trabajar por aportar lo mejor de nosotros mismos, con honradez, con sentido común, con los pies en el suelo y la verdad por delante, y sobre todo con muchas ganas, mucha fuerza y mucha ilusión” dijo, y se comprometió en poner  sus “cinco sentidos para cumplir esa promesa; nos vamos a dejar la piel y el alma para hacer aún más grande este bendito pueblo que nos vio nacer”, así concluyó su alocución de investidura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.