Izquierda Unida pide prudencia y responsabilidad durante la desescalada

En la actual fase de levantamiento de las restricciones impuestas como consecuencia de la pandemia del coronavirus, estamos viendo a diario gran número de comportamientos en los que no se cumplen las normas de distanciamiento social que aconsejan los expertos sanitarios para impedir nuevos contagios. Entre ellas podemos citar los paseos en grupo, la falta de respeto a los horarios establecidos, las fiestas o las salidas innecesarias.
Por ello, nos vemos obligados a hacer un llamamiento a la cordura, al sentido común y a seguir los consejos de las autoridades sanitarias.
Durante semanas, toda la ciudadanía rambleña ha realizado un gran esfuerzo permaneciendo en casa, pero parece que se nos está olvidando con demasiada rapidez que aún hay más de 200 muertos diarios en España y cerca de mil contagios.
En La Rambla aún hay una persona luchando por sobrevivir y, aunque la pandemia no ha tenido la gravedad de otros lugares, no podemos pensar que aquí no va a llegar. También creíamos que estas desgracias solamente ocurrían en países pobres o lejanos hasta que nos hemos visto golpeados de lleno.
Cuando nos mostraban las ciudades chinas con las calles completamente vacías y con la actividad económica parada, no creíamos que aquí fuéramos capaces de comportarnos igual. Sin embargo, lo hemos hecho, con gran sacrificio para todos, en primer lugar para el personal sanitario y para los grupos de voluntarios y profesionales que han trabajado desde el primer momento cuidando a quienes han enfermado y procurando que en nuestras casas no falten los suministros mínimos vitales.

Así pues, nos preguntamos: ¿ESTAMOS DISPUESTOS A ARRIESGARNOS DESPUÉS DE TANTOESFUERZO A ECHAR EN SACO ROTO TODO LO CONSEGUIDO?
Estamos ansiosos por abrazar a nuestros familiares y resulta imprescindible volver al trabajo y reanudar la actividad de las empresas, pero tenemos que recordar los fallecimientos y los numerosos afectados, entre ellos muchos sanitarios. El mejor reconocimiento que podemos hacerles es RECUPERAR LA ACTIVIDAD cumpliendo con las normas de seguridad para prevenir contagios, porque lo ocurrido es, tanto a nivel sanitario como a nivel económico, una gran desgracia, pero dar marcha atrás por un rebrote de la pandemia sería una catástrofe.
Recordamos que no existen vacuna ni medicamentos seguros para combatir la enfermedad, se conoce su gran capacidad de contagio y también se sabe que no es «una simple gripe». En consecuencia, no es cuestión de que se haya aprobado o no el Estado de Alarma: SE TRATA DE NUESTRA SALUD Y LA DE NUESTROS FAMILIARES Y VECINOS, especialmente de los mayores.
No pedimos que se denuncie a nuestro vecindario, que bastante mal está la situación como para tener que pagar multas encima, pero sí que se incrementen las campañas de prevención, difusión y concienciación para que se cumplan las normas de protección.
También pedimos que prosiga la magnífica labor de desinfección, a ser posible con productos menos tóxicos, que se facilite esta labor retirando los coches de las calles estrechas ,y que no se cambien los horarios establecidos, que si un día el paseo tiene que ser un poco más corto, no pasa nada, igual que tampoco pasa si se recogen las colgaduras o se tiene cuidado con las macetas de los balcones.
Y por último, pedimos que desde el Ayuntamiento se presente en breve plazo un paquete de medidas para fomentar la protección social, el empleo y la reactivación de la economía local.

Fuente: Asamblea Local de IZQUIERDA UNIDA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.